Los mejores hoteles de Roma

Circuitos y ofertas destacadas en Roma

Roma

Museo a cielo abierto

Podría decirse que Roma es como un museo a cielo abierto. Con tanto monumentos, iglesias y museos por ver, el tiempo nunca es suficiente. 

Entre sus calles estrechas de adoquines, podemos empezar hablando del Coliseo, símbolo de la Antigua Roma. Las fuentes abundan en este lugar, pero la más reconocida sin dudas es la Fontana di Trevi, para obligada para tirar una moneda y desear volver en otra oportunidad. El Foro Romano era el centro de la ciudad donde se desarrollaba el comercio y hoy es famoso por albergar restos de edificios antiguos importantes. 
 
El Vaticano tiene un destacado aparte, al ser una ciudad en sí misma. Un microestado donde se encuentra la Santa Sede Católica, la Basílica de San Pedro, la Capilla Sixtina y el Museo del Vaticano.

Para los amantes de la naturaleza, la Villa Borghese es el gran parque de Roma. Jardínes, fuentes, edificios y museos forman este oasis de tranquilidad.

Y para terminar, ninguna visita a esta ciudad puede terminar sin probar las delicias italianas: pastas, helados y pizza.


Publicidad