Últimos vuelos desde San Rafael

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Conseguí tu vuelo y conocé La Habana

La Habana

Como perdido en el tiempo, con un toque encantador que nos lo da su arquitectura, su gente, su historia, su gastronomía y sus imponentes paisajes, Cuba es un destino de vacaciones que sorprende a sus invitados con un abanico de posibilidades. Desde recorridos históricos, hasta sus playas, las opciones de ocio en La Habana son variadas y si te gusta el baile estás en el lugar correcto. Cuba es un destino poblado de historia con un atractivo que lo hace uno de los lugares más visitados del caribe.

Su clima tropical hace de la Habana un lugar que se puede visitar en todo momento. Con fuerte influencia española en su arquitectura, La Habana es ideal para los que les gusta admirar la arquitectura, lugares como La Fortaleza de San Carlos de La Cabaña y el Castillo del Morro son claros ejemplos.

Otros lugares de interés son La Calle 23 en Vedado, Calle Obispo, el Cementerio del Colón, y más. Se rumorea que si lo que estás buscando es un paseo romántico una vuelta por el malecón te va a dar eso que estás buscando, sobre todo a la tarde/noche.






La principal manera de llegar a La Habana es en avión. La mayoría de vuelos llegan al aeropuerto de José Martí, en la Habana, situado a 18 kilómetros de la capital cubana, pero también existe un pequeño aeropuerto en la ciudad de Santiago de Cuba. Otro de los aeropuertos que puedes tener en cuenta es el Aeropuerto Juan Gualberto Gómez, conocido como el Aeropuerto de Varadero, que es el segundo aeropuerto más importante de Cuba en movimiento de pasajeros.

También podrás llegar a La Habana por mar, concretamente a través de la Terminal de Cruceros Sierra Maestra, que está situada en pleno corazón de la ciudad.

La Habana es un territorio extenso por lo que además de utilizar las piernas para poder visitar sus rincones, necesitarás usar algún medio de transporte. Lo primero que debes saber es que el transporte no es ninguna maravilla. Está bastante masificado y sufre muchos, muchos retrasos. Encontrarás dos tipos de autobuses, las guagas y los camellos, pero la mayoría de visitantes evitan utilizarlos, por lo que la mejor forma de moverse por La Habana será el taxi.




Publicidad